Reflexión Político-Social, Febrero 2020

in #spanish2 years ago
Reflexión Político-Social, Febrero 2020.
1) En lo Nacional.
Luis Ignacio Hernández Iriberri
[02 mar 20]

     Dirigiéndonos a la comunidad de Steemit, hacemos un breve paréntesis en la secuencia de los artículos de geografía para insertar este ensayo, como lo haremos en los primeros días de cada mes, a fin de analizar en ello los acontecimientos político-sociales del mes anterior.

     En particular analizaremos aquí los hechos desde diciembre de 2019, dado que nos consumió todo enero crear este Blog, periodo en el que, localmente en México, en ese diciembre de 2019, todo se centró en la “sospecha conspiranóica” (nuestra), de una posible intentona golpista; en tanto que, internacionalmente, ya propiamente a partir de enero, todo empezó a centrarse en la epidemia del “Covid19”, que a febrero de 2020 empezó a tener características pandémicas.

     Desde 2013 habíamos previsto, mediante lo que denominamos inicialmente como la ”ley de tendencia decreciente de recuperación económica del capital”, pero dándonos cuenta ahora que por ese concepto de “recuperación”, se puede entender “no-recuperación del capital” (cuando en realidad ocurre todo lo contrario en su recomposición), y de ahí que el enunciado de la misma lo hemos modificado como: ”ley de tendencia decreciente de reanimación económica del capital”; es decir, de pérdida de capacidad operacional, de estancamiento y parálisis que es equivalente a su muerte, y de ahí que predijésemos que la crisis última y final del orden capitalista estallaría en 2018 empezando por México, en donde todos los factores, económicos, sociales y políticos, convergían previsiblemente en una crisis generalizada (así lo hicimos ver en los artículos de http://dimensionalidad.webnode.mx); y de hecho como crisis económica se dio en febrero de tal año, aun cuando los teóricos defensores del orden capitalista no están pasivos esperando la fatalidad, por lo contrario, ellos hacen lo suyo y adoptan disposiciones que atenuan los hechos previstos, los contienen y hasta logran revertirlos; y detuvieron el estallido generalizado de la crisis de 2018, cediendo el paso en México, centro del problema, a una facción burguesa más democrática, nacionalista y en ese sentido progresista, ante el hartazgo social que ya amenazaba con toda evidencia en una gran revuelta; pero, todo ello dentro del inexorable proceso de las leyes económico-políticas del capital, por las que el deterioro económico ha continuado (como con la caída del PIB, refejo de la parálisis de los mercados; o el aumento del infalible ”Indice Pullman” (el aumento en el precio del transporte de tal empresa, nuestro indicador inflacionario personal, que de diciembre de 2019, de estar para nosotros en $53 el pasaje, a febrero subió a $57; nada más un aumento del 7.5%).


Gráfica mediante la cual enunciamos (fines 2012-principios 2013), lo que denominamos como la empírica “Ley de Tendencia Decreciente de Reanimación Económica del Capital”, la que mezclamos con la curva del volumen del comercio internacional de 1981-2015, tomada de "www.http://wto.org/grafica contribución al crecimiento del comercio, en términos de volumen y precios unitarios (1981-2015)/", actualizado todo ello a 2019, con una proyección nuestra evidente a 2020. Ya en otra ocasión haremos un artículo exclusivo para explicar esta que es ahora nuestra herramienta principal de análisis

     Una alternativa para sortear la crisis ya permanente en la práctica desde 2009, ha sido la creación, desde ese mismo año, del sistema de criptomonedas; que cuanto mayor era el rechazo de ellas por Rusia y China, más su crecimiento e importancia para el capitalismo. Esa última situación se comenzó a invertir desde fines de 2019, y ahora el sistema de criptomonedas, realmente una solución en la lógica del desarrollo del capital, a su vez, parece haber entrado en crisis. Pero pasemos al análisis en dos artículos.

     Desde los acontecimientos previos a diciembre de 2019, ya adelantábamos que temíamos una intentona golpista del conservadurismo en México. El 1º de diciembre de ese año se dio una especie de medición de fuerzas: el Presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a una concetración en el Zócalo (Plaza de la Constitución), y se calcularon unas cien mil personas. Por su parte, los conservadores convocaron a una marcha y concentración en el Monomento a la Independencia, reuniendo a unas mil personas; y a ello siguió una cadena de hechos de violencia desproporcionada desde Guerrero, Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Sonora, Coahuila y Tamaulipas, a la vez que se dieron situaciones extrañas en el comportamiento de Vicente Fox, Felipe Calderón, y los LeBarón, con presiones de Estados Unidos, y, finalmente, el 8 de diciembre es detenido en Estados Unidos Genaro García Luna, superpolicía durante el gobierno de Fox y encargado de Seguridad Nacional durante el gobierno de Calderón, al cual se acusó, entre otras cosas, de apropiarse en forma privada del software del sistema de seguridad nacional. Y, a la vez, por lo menos dos de tres portaaviones de los Estados Unidos merodearon en las proximidades de México, dos en el Pacífico (Baja California), y el del lado del Atlántico, que finalmente fue trasladado al Mediterráneo.

Calderón y García Luna.png
[Felipe Calderón (a la izquierda; de castigo), y Genaro García Luna (a la derecha; en su naturaleza). "Foto tenebrosa" del autor de este Blog]

     Si ese desenlace con la detención de García Luna no corresponde al “conspiranóico” desmantelamiento de una conspiración golpista, para el “buen lector”; por lo menos da para un buen y realista “montaje”, para el “mal lector”. Y, como era de esperarse, “conspiranóicamente”, desbaratada la conjura de los conservadores, no obstante no denunciada así por el gobierno, para mediados de enero de 2020, Sicilia, los LeBarón, “Las Hijas de…” (así se autodenominan), Calderón y sus seguidores, convocaron a una marcha, y a la semana sigiente estaban en líos entre ellos deslindando unos de otros; al final, Sicilia y los LeBaron acabaron haciendo el ridículo descomunal con una marcha de no más de trecientas personas. Aun cuando, transcurridos los días, el conservadurismo y la reacción han vuelto a la carga, en una ofensiva a tal punto grave, que ahora sí, ya el Presidente de la República está hablando abiertamente de la posibilidad del golpe de Estado, el cual claramente está en marcha con la embaucadora incitación de las "feminazis", a trasmano, a un “Paro Nacional de Mujeres” para el 9 de marzo, en una incesante provocación al Estado y a la desestabilización política (acerca de su naturaleza y propósitos, véanse los videos en YouTube de las entrevistas a Sara Winter, y las explicaciones tanto de Agustin Laje --con todo y su anticomunismo--, y Roxana Kreimer).

     Este grave hecho se ha visto con ingenuidad política. Con el argumento de sus legítimos derechos a manifestarse y el garlito ingenuo de la “lucha por la mujer”, se ha confundido la legitimidad de la propia convocatoria y del “movimiento feminista” mismo. Éste no es, como se ha dicho dándole legitimidad, ningún legítimo “movimiento feminista” pero infiltrado, sino una organización parafascista de la que hay que entender su pernicioso carácter, incluso histórico. Esa convocatoria pierde toda legitimidad a la vista de los hechos violentos que le han precedido, incluso el altamente grave hecho de la planeada irrupción en la Corte de Sonora y la destrucción de los archivos entre los cuales está el caso de la “Guardería ABC”, por lo cual, por más que esa engañosa “condición de mujeres” que tengan, el Estado debe figurar y deben ser detenidas ante un flagrante ataque al orden legal establecido, así sea una provocación para el martirilogio. Y el “movimiento feminista” carece de legitimidad y resulta pernicioso, no porque se diga desde esa estupidez del “machismo” y el “patriarcado”, sino por su carácter sectario y de falsos métodos de reivindicación en la condición de las reales luchas del proletariado. Al igual que en otro tiempo el sectarismo de los anarquistas sirvió a los intereses de la burguesía dañando al movimiento proletario (no obstante la legitimdad de su lucha en ese entonces), de la misma manera opera ahora este sectarismo “feminista”, pero como una acción dirigida por la reacción en una falsa y no-legítima lucha, dañando los intereses por la democracia y el avance social del proletariado.

     Si el pretendido “paro nacional de mujeres” es exitoso gracias a la ingenuidad política de no pocos incautos, el acoso golpista del conservadurismo se va a enfilar por ahí con más fuerza (pero si el malvado gobierno se monta en la ola dirigiéndola, como lo está haciendo, haciéndose promotor del paro, entonces…; ¡ah, malvado gobierno!, todos son iguales). Si fracasa, podrá haber un respiro momentáneo para los intereses democráticos del proleariado. Lo veremos en el segundo artículo que publicaremos posteriormente a la fecha convocada.



El próximo artículo, "Reflexiones Político-Sociales, Febrero 2020; 2) En lo Internacional"; lo publicaremos con posterioridad a la fecha convocada para el "Paro Nacional de Mujeres" del 9 de marzo, a fin de tener oportunidad de evaluarlo en lo inmediato