La parchita como alimento nutritivo y promotor de la salud.

in StemSocial2 years ago
La parchita es una fruta tropical perteneciente a la familia de las dicotiledóneas Passifloraceae, cuyo género, Passiflora, comprende alrededor de 520 especies y es el más grande de la familia Passifloraceae. El término en latín Passiflora significa “flor de la pasión” y el científico Carlos Linneo lo adoptó luego que misioneros previamente se lo habían otorgado por asociar partes de las flor con símbolos religiosos como los tres clavos y la corona de espinas, en un intento de describir y explicar sus convicciones religiosas al intentar convertir a los habitantes indígenas al cristianismo, en América del Sur; por eso a veces es nominada como “fruta de la pasión”.

Dos tipos son las que mayormente se cultivan, la de color amarillo Passiflora edulis f. flavicarpa Degener y la de color rojo o púrpura Passiflora edulis f. edulis Sims. Cuando madura, ya sea la de color amarillo o púrpura, la parchita es de forma redonda a ovalada con un interior de textura blanda a firme y jugoso lleno de numerosas semillas. La púrpura está adaptada a condiciones subtropicales frías o a grandes altitudes en los trópicos, mientras que la amarilla a condiciones de tierras bajas tropicales.

Créditos: Koppchen (Wikimedia Commons) CC BY 3.0; Suguri F (Wikimedia Commons) CC BY-SA 3.0; (PxFuel) dominio público. Imágenes modificadas en CorelDRAW X8.

En el siguiente cuadro muestro componentes químicos de las parchita en sus tipos amarillo y púrpura, los valores están expresados en diferentes unidades de expresión por 100 gramos de porción comestible.

Créditos: Cuadro elaborado en CorelDRAW X8 con información de Corrêa et al. (2016) y Rodriguez-Amaya (2012).

Los carbohidratos constituyen el segundo mayor componente de la parchita, donde la fructosa, glucosa y sacarosa son los principales azúcares presentes. El fruto es de bajo contenido graso.

Es importante mencionar que la fibra es componente esencial de una dieta saludable, ya que facilita la digestión de los alimentos y la regulación de las deposiciones. La parchita es buena fuente de fibra soluble e insoluble, tanto en la pulpa como en el epicarpio (o concha). Es conocido que la fibra soluble mejora la digestión. La fibra insoluble actúa moviendo los alimentos a través del tracto digestivo y regula los movimientos intestinales, y esto ayuda a proteger la membrana mucosa del colon al disminuir el tiempo de exposición a sustancias tóxicas y al unirse a los químicos que causan cáncer en el colon. Por lo tanto, se considera limpiadora efectiva del colon ya que es capaz de eliminar toxinas almacenadas en el colon que son responsables del desarrollo del cáncer de colon.

La fibra dietética es beneficiosa para el sistema cardiovascular, ya que ayuda a eliminar el exceso de colesterol y a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Aumenta la lipoproteína de alta densidad (conocida como colesterol bueno, HDL) y reduce la lipoproteína de baja densidad (conocida como colesterol malo, LDL). Un alto nivel de la relación HDL:LDL tiende a prevenir la formación de placa en las arterias, lo que reduce el bloqueo del flujo sanguíneo al corazón y previene los ataques cardíacos.

La parchita es rica en potasio, que es un vasodilatador y un componente importante de las células y los fluidos corporales. El potasio relaja la tensión de los vasos sanguíneos, promueve un mayor flujo sanguíneo y ayuda a regular la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Cuando la parchita se incorpora a la dieta puede ayudar a mantener el equilibrio de los niveles de sodio en el cuerpo. La parchita es fuente de minerales como el magnesio, fósforo, hierro y cobre, minerales que contribuyen a la densidad ósea y la resistencia ósea, por lo que cuando el fruto se incorpora a la dieta contribuirá a la salud ósea y a la eliminación, prevención o alivio de los síntomas de osteoporosis, el dolor y la inflamación; asociados que ocurren cuando los huesos se deterioran con la edad y la actividad.

También contiene el pigmento β-caroteno, un carotenoide que es provitamina A (en el organismo se convierte en vitamina A). Otros carotenoides identificados en la parchita amarilla son fitoeno, fitoflueno, ζ-caroteno, neurosporeno, licopeno, prolicopeno, monoepoxi-β-caroteno, β-criptoxantina, β-citraurina, anteraxantina, violaxantina y neoxantina, con el ζ-caroteno (zeta-caroteno) como predominante. Una antocianina, la cianidina 3-glucósido es responsable del color púrpura de la concha de Passiflora edulis f. edulis Sims, representando el 97 % del contenido total de antocianinas.

Crédito: RVCTA imágenes (Flickr) dominio público. Imágenes modificadas en CorelDRAW X8.

Las semillas de parchita presentan un alto contenido de sodio, seguido de magnesio y fósforo, junto con un contenido considerable de potasio y calcio. También constituyen una gran fuente de ácidos grasos esenciales de alto valor agregado. El aceite obtenido de las semillas está compuesto principalmente por ácido linoleico, seguido por ácido oleico y ácido palmítico, mientras que el ácido linolénico está presente en contenidos menores. La fibra insoluble en las semillas de parchita promueve la salud intestinal.

Passiflora edulis, en general, se caracteriza fitoquímicamente por la presencia de un patrón de varios componentes químicos. Los componentes de diferentes extractos incluyen flavonoides, alcaloides, fenoles, compuestos cianogénicos, glucósidos y compuestos terpenoides. Algunos compuestos aislados son los flavonoides, entre ellos, la pulpa del fruto contiene isoorientina en cantidad comparable a la del jugo de naranja o el jugo de caña de azúcar. Otros flavonoides identificados y sus glucósidos son schaftósido, isoschaftósido, orientina, isovitexina, luteolina-6-C-chinovósido, luteolina-6-C-fucósido, apigenina, kaempferol, lucenina, luteolina, pasiflorina (llamado así por el género), quercetina, rutina, saponarina, vicenina y vitexina.

Los antioxidantes presentes en el fruto de la parchita ayudan a mejorar la vista y protegen al cuerpo del envejecimiento y otros daños causados por los radicales libres, que se producen debido al aumento de la contaminación ambiental. El alto estrés oxidativo aumenta la producción de radicales libres en el cuerpo. Estos radicales libres dañan el ADN celular normal y pueden convertirlo en formas cancerosas. Los antioxidantes protegen las arterias de los radicales libres. La parchita, rica en flavonoides y vitaminas A y C, cuando se consume a los niveles recomendados, proporciona protección contra el cáncer de pulmón y oral. La vitamina A también está relacionada con la salud ocular y la prevención de la degeneración macular, cataratas y ceguera nocturna, mientras que la vitamina C es altamente efectiva para aumentar la inmunidad contra el resfriado común, la gripe y las infecciones.

Créditos: Forest & Kim Starr (Wikimedia Commons) CC BY 3.0. Imagen modificada en CorelDRAW X8.

El género es rico en ácidos orgánicos, entre los que se incluyen los ácidos butírico, linoleico, linolénico, málico, mirístico, oleico y palmítico. Contiene el aminoácido alanina y ésteres como el butirato de etilo, caproato de etilo, butirato de n-hexilo y caproato de n-hexilo que dan a los frutos su sabor y agradable aroma.

Además de las variaciones de composición esperadas entre las diferentes especies de Passiflora el valor nutricional de las frutas, así como su contenido fenólico y capacidades antioxidantes pueden variar según los cultivares y debido a la madurez y los factores edafoclimáticos.

Esta planta exhibe varias propiedades farmacológicas por su compleja fitoquímica. La mayoría de las investigaciones farmacológicas de Passiflora edulis se han dirigido a sus actividades del sistema nervioso central, como las acciones ansiolíticas, anticonvulsivas y sedantes. En varios experimentos preclínicos, los extractos de Passiflora edulis han exhibido efectos potenciales para el tratamiento de la inflamación, el dolor y el insomnio, así como para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad, hipertensión y cáncer. Varios mecanismos, incluida la inhibición de la liberación y/o acción de citocinas proinflamatorias, la enzima mieloperoxidasa y mediadores (bradiquinina, histamina, sustancia P, óxido nítrico), parecen explicar las acciones de Passiflora edulis.

En relación con la acción ansiolítica, algunos autores han indicado en sus resultados que extractos de Passiflora edulis han mostrado efectos ansiolíticos mientras que otros han concluido que no poseen actividad ansiolítica. Esto es debido a que en las investigaciones no se distinguió si la planta empleada en los ensayos era Passiflora edulis f. flavicarpa Degener o Passiflora edulis f. edulis Sims; solo se hizo mención a Passiflora edulis. Cuando se realizan estudios farmacológicos debe distinguirse la especie usada de manera apropiada, por ejemplo, hojas de Passiflora edulis f. flavicarpa Degener contienen los flavonoides lucenina-2, vicenina-2, isoorientina, isovitexina, luteolina-6-C-chinovósido y luteolina-6-C-fucósido los cuales no se encuentran presentes en Passiflora edulis f. edulis Sims; químicamente ambas plantas son diferentes y la presencia o ausencia componentes químicos influye en su efecto pro salud.

Crédito: Johnocampo (Wikimedia Commons) CC BY-SA 4.0. Imagen modificada en CorelDRAW X8.

Las hojas y tallos de la parchita han mostrado actividades antinociceptivas, antitumorales, antimicrobianas y antioxidantes.

La pulpa del fruto actúa como estimulante y tónico. La supuesta eficacia clínica de Passiflora edulis se ha evaluado para el tratamiento de una variedad de enfermedades, pero el uso más común en la práctica clínica actual es el tratamiento de la ansiedad y los trastornos del sueño. Passiflora edulis se ha utilizado como remedio étnico para la cura de numerosos trastornos infecciosos de origen bacteriano, fúngico, viral, micobacteriano y protozoario. Aunque hay disponible una variedad de otras preparaciones, los extractos secos son el producto más importante derivado de Passiflora edulis. Muchos profesionales usan extractos de Passiflora edulis solos o en combinación con otras hierbas medicinales para tratar la depresión y el insomnio en pacientes.

El fruto de la parchita tiene muchos beneficios para la salud y se consume fresco o en jugo.

Referencias Bibliográficas

֍ Para publicar utilizo la aplicación https://stem.openhive.network de la comunidad STEMsocial, que en paralelo con la subcomunidad STEM-espanol promueven contenidos comunicando la ciencia, tecnología, ingeniería, matemática y otras áreas ֎

֍ También promueven contenidos de diversa índole ֎

Sort:  

Saludos amigo @capp. Muy buen aporte dando a conocer el valor nutricional de esta fruta. Sabes que he visto mucho esa flor cerca de donde vivo y la verdad la habia asociado con alguna flor silvestre, ahora piensoque pudieron ser plantas de parchita.

Si la flor es similar @emiliomoron es muy posible que sea. Si la planta es tipo enredadera con mucha probabilidad es una parchita o alguna del género Passiflora.

@tipu curate

Upvoted 👌 (Mana: 21/28)

Thanks @idoctor.

Grandes bondades tiene esta exótica fruta, me sorprendió su alto contenido en fibra tal y como lo describes. Otra cosa que me genera curiosidad es lo siguiente. He visto por las zonas por donde transito a diario una pequeña fruta a la que los pobladores le llaman maracuyá, para mi, dentro de mi ignorancia, es la misma parchita, incluso es la misma flor que presentas. Ahora bien, la gente del pueblo dice que no, no es la misma parchita y su diferencia se nota en el tamaño de la fruta y el sabor, en este último caso la maracuyá es más dulce pero igualita según mi juicio ¿Tienes información adicional? Saludo @capp

Hola @belkisa758, a la parchita también se le conoce con el nombre maracuyá. Seguramente es una especie del mismo género por lo que me comentas de la flor. Muchas en la estructura de la flor son similares aunque fíjate que pueden ser de color rojo o morado; incluso rosado. Entre especies unas pueden ser más dulces que otras especies.

Aprovecho que comentaste para hacerte llegar un enlace de una entrada que vi hoy sobre la elaboración de una compota de parchita. Me pareció interesante porque se aprovecha no solo la pulpa del fruto sino otras partes como las semillas, que también ofrecen beneficios nutritivos y en pro de la salud. En tal sentido, la entrada te puede dar una idea para su preparación. Clic aquí

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider supporting our funding proposal, approving our witness (@stem.witness) or delegating to the @stemsocial account (for some ROI).

Thanks for using the STEMsocial app and including @stemsocial as a beneficiary, which give you stronger support. 
 

Gracias. Saludos equipo.

Saludos @capp, me parece muy interesante el contenido publicado, sobre todo al observar el contenido nutricional de una fruta que se adapta muy bien a las condiciones tropicales, me llamo mucho la atención los niveles de potasio que presenta y también el nivel de magnesio, hace un tiempo estuve leyendo un poco sobre la resistencia a la insulina y conseguí un artículo que indicaba que tanto el potasio y el magnesio son de importancia para las células, como señalas en el artículo al hacer referencia al potasio. Muy completo tú artículo, seguimos en comunicación !👍

Hola @amestyj, que bueno te diste una vuelta por aquí visitando. Nos leemos.

Wow no sabía que la parchita tenía tantas bondades.

Hola @mjmarquez4151, que bueno que ahora lo sabes.