Libellulidae | Una compleja belleza alada

in StemSocial2 months ago (edited)

Estimados amigos de la plataforma Hive, sean todos bienvenidos una vez más a mi blog dedicado a la entomofauna y más, que hace vida en nuestro planeta. En la presente entrega se analizará a una familia de insectos pertenecientes al orden Odonata, grupo en donde hacen vida las fantásticas libélulas y los llamados caballitos del diablo; así, que te invito a seguir leyendo el presente escrito.


Libellulidae.png

Gran parte de los artrópodos que integran un determinado sistema natural, presentan estructuras, adaptaciones o características generales que hacen levitar la imaginación del Homo sapiens. Los insectos han sido objeto de estudio por diversas razones, las principales son por la utilidad que dan a los ecosistemas para que este conserve una buena funcionalidad a nivel de los diversos procesos que allí ocurren; otro aspecto es el punto negativo que estos invertebrados ejercen sobre los sistemas sanitarios o productivos de nuestra sociedad. A su vez, también está la parte enfocada a las diversas ramas de la ingeniería, en donde continuamente se buscan emular estas complejas estructuras propias de estos hexápodos para el beneficio a nivel tecnológico.

Muchas de las funciones que realizan los insectos son inexplicables a nivel científico, tal es el caso de las abejas, las cuales según los principios aerodinámicos no deberían poder volar, sin embargo, estos pequeños organismos nos demuestran que pueden hacerlo y con una destreza impresionante. Los Odonatos o libélulas como son comúnmente conocidas, han sido estudiadas a fondo para lograr replicar sus capacidades aéreas y simularlas en aviones o incluso para darle estabilidad a aerogeneradores; no es casualidad que los primeros modelos de aeroplanos tuvieran una similitud con este tipo de insectos, claramente se ve que estos fueron inspirados en diversos miembros del reino animal.

Las libélulas son organismos realmente fabulosos, por tal motivo son consideradas sagradas por diversas culturas antiguas. Por otro lado, a nivel ecológico son insecto que además de ser controladores biológicos, también son muy buenos bioindicadores sobre los ecosistemas acuáticos y terrestres, por lo que su alta presencia en un área determina que es una zona libre de contaminación y por lo tanto, un lugar idóneo para el optimo desempeño e interacciones entre componentes bióticos y abióticos.


Libellulidae(1).png

En una anterior Publicación se habló de forma general sobre este grupo de invertebrados, por lo que la presente entrega estará enfocada al análisis y estudio de una familia de Odonatos tomando como referencia a una de sus hermosas especies.

Dentro del orden Odonata hay miles de especies, muchos de estos especímenes son muy semejantes entre si, motivo por el que es muy difícil identificar con exactitud a cada una de ellas; sin embargo, hay países que no se han quedado atrás en lo que respecta a la clasificación taxonómica de sus ejemplares autóctonos, tal es el caso de Venezuela, el cual posee los mayores avances en esta área teniendo a más de 420 especies clasificadas, siendo el país sur americano con buen material referente a la odonatofauna local. En nuestro planeta hay un aproximado de 6.000 especies clasificadas, sin contar las que aún están bajo estudio y las que no han sido descubiertas hasta el presente año, lo que demuestra que el estudio general de artrópodos no es una tarea sencilla y que requiere de mucho tiempo y dedicación.


Libellulidae(2).png

La familia Libellulidae es la que alberga más especies dentro del orden Odonata, tomando la cabeza total en términos numéricos del suborden Anisoptera. Los ejemplares de esta familia están ampliamente distribuidas por el mundo, estando algunas de ellas en peligro de extinción (moderado) en ciertos continentes.

En este sentido, estos especimenes o "libelúlidos" son los que con mayor frecuencia se observan, ya que son los más comunes. En mis constantes trabajos de campo suelo admirar y encontrar diversos invertebrados, en este caso me encontré a esta moribunda libélula perteneciente a la ya mencionada familia, la identificación propia de este insecto no fue sencilla, incluso por mi escaso conocimiento sobre la odonatofauna, no pude determinar la especie en su defecto, sin embargo, el género fue "fácil" de encontrar una vez que determiné las principales características de la familia Libellulidae.


Libellulidae.gif

Para determinar a un ejemplar de Libelúlido no hay que guiarse mucho por colores o por los diversos patrones que estos posean sobre su cuerpo, ya que con algunas especies esto no es factible, para estar más seguro hay que analizar minuciosamente sus alas. Los miembros de la familia Libellulidae presentan una nervación única en sus alas; como se aprecia en las imágenes, estos insectos presentan en sus alas posteriores un conjunto de venas que dan una forma bastante peculiar, esta forma es de "bota" y es uno de los principales indicativos que denotan que esta libélula pertenece a dicha familia. Este punto es clave para diferenciarlas de las miles de libélulas que existen, otras requieren de un exhaustivo estudio a nivel microscópico para dar con la especie, mientras que otros especímenes poseen una coloración que las hace diferenciables a simple vista.


Libellulidae(1).gif

Las libélulas en general presentan 2 pares de alas, al igual que la mayoría de insectos alados, exceptuando algunos como los dípteros que tienen tan solo un par visible. Las alas de las libélulas presentan una venación muy marcada, estas venas son fácilmente apreciables a simple vista debido a la transparencia de estas membranosas estructuras y a la ligera capa quitinosa que recubre a las venas. Por estas estructuras tubulares fluye la hemolinfa del insecto, lo que hace que estas alas se mantengan plegadas y no puedan doblarlas, no obstante, esto también es debido a que sus alas poseen delgadas capas de quitina lo que las hace ligeramente duras, por lo que si se ejerce presión sobre estas, pueden romperse.

Por otro lado, cada una de las pequeñas formas geométricas definidas o indefinidas que genera la nervación de sus venas se denominan celdas. Asimismo, tantos sus alas anteriores como posteriores son desiguales, con esto se hace referencia a que no presentan la misma forma y envergadura, siendo las alas posteriores más anchas a nivel basal. A su vez, cada una de estas alas posee un área llamada estigma o stigma, dicho segmento ayuda a la ventilación de estas complejas y fascinantes estructuras.


Libellulidae(3).png

Los tres tagmas característicos de estos insectos también presentan diversos tamaños, siendo su cabeza mucho más ancha que el tórax y abdomen. Su región torácica es un poco ancha y gran parte de la musculatura que presenta está enfocada hacia sus alas, lo que demuestra que estas estructuras empleadas para el vuelo son clave para su supervivencia. En lo que respecta a su abdomen, este es alargado y dividido en un estimado de 10 segmentos, en este se presentan los órganos reproductores, teniendo los machos a nivel reproductivo un aparato genital primario y secundario, el primero se ubica en los últimos segmentos de este alargado abdomen, en este se producen los espermatozoides, mientras que el secundario se encuentra entre el segundo y tercer segmento, teniendo forma de bolsa y funge como el receptor de la esperma que posteriormente será transferido a la hembra durante la cópula.


Libellulidae(5).png

A nivel de visión, las libélulas presentan 2 grandes ojos compuestos que ocupan casi toda la cabeza, estos ojos no están muy separados el uno del otro a diferencia de los Zigópteros (caballitos del diablo) que si los poseen muy separados entre si. La visión de los odonatos está entre las mejores del reino de los artrópodos debido a los miles de omatidios que poseen. A su vez, los ojos del ejemplar mostrado en este artículo eran de un verde vivo, pero una vez que la libélula muere las células pigmentadas que dividen cada omatidio empiezan a morir también, por lo que con ellas se va progresivamente la característica tonalidad que poseía esta libélula.


Libellulidae(4).png

Otras extremidades dignas de hacer mención son sus 3 pares de patas, teniendo cada par una longitud diferente. las patas posteriores son las más largas, mientras que el par intermedio son ligeramente más pequeños y las anteriores muy cortas; la forma en como están distribuidas estas patas hace que en conjunto posean una posición idónea para atrapar presas. Es importante acotar que las libélulas capturan a sus presas en el aire, por lo que gracias a años de evolución han desarrollado este tipo de patas que le faciliten el conseguir alimento.

Los odonatos son ecológicamente semiacuáticos, ya que durante sus etapas como ninfas viven en el agua, posteriormente salen del medio acuático desarrollan sus alas y se vuelven terrestres. A pesar de estar situados entre los mejores artrópodos biocontroladores, es importante hacer mención a que, durante sus estadios juveniles pueden ser un problema recurrente en la piscicultura, ya que los náyades como tienden a ser llamadas las ninfas, suelen alimentarse de las crías de peces (alevines), lo que entorpece en parte la producción de peces destinados a el consumo humano, motivo por el que muchas veces se les busca un control en dichos sistemas de producción para optimizar el rendimiento.

Las libélulas también pueden ser depredadas por peces, lo que hace realmente interesante esta "competencia" natural que ocurre entre organismos acuáticos y los odonatos.


Libellulidae(2).gif

Todas la fotografías presentadas en este post pertenecen al autor @abneagro, las fotos fueron realizadas con un dispositivo móvil Redmi 8A y editadas con la aplicación Canva.


Separador hive.png

Algunas referencias e información importante:

Orden Odonata

libélulas


Separador hive.png


20210330_113659_0000.png

Sort:  

Interesante las teorías planteadas en esta publicación @abneagro. Ahora entiendo un poco más sobre la complejidad de este insecto. Ciertamente su agilidad para volara es increíble, tuviste suerte de tenerla cerca. Felicitaciones, gran artículo.

Así es, son insectos que a nivel morfológico son considerados complejos por las diversas estructuras que conforman su cuerpo, eso sin contar su versatilidad a la hora de cazar o volar; incluso la velocidad con la que baten sus alas es tal, que ni las bacterias pueden adherirse por mucho tiempo a estas, claro, aunque con este último punto hay otras cosas que también influyen para que esto se de, pero son cosas que solo son apreciables a nivel microscópico. Muchas gracias por la visita y la valoración.

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider supporting our funding proposal, approving our witness (@stem.witness) or delegating to the @stemsocial account (for some ROI).

Please consider using the STEMsocial app app and including @stemsocial as a beneficiary to get a stronger support.