Escarabajos coloridos de la subfamilia Cetoniinae y el género Gymnetis presentes en agroecosistemas

in StemSocial4 months ago

Por medio del siguiente escrito se darán a conocer algunos aspectos de interés relacionados a coleópteros frugívoros de la subfamilia Cetoniinae; a su vez, se empleará como modelo descriptivo a un colorido ejemplar perteneciente al género Gymnetis, el cual suele ser muy cautivante por la peculiar combinación de colores que presenta en toda la extensión de su cuerpo.


Automeris cf. jucunda (8).png

En los ecosistemas es habitual encontrar una amplia gama de colores que pueden ser muy llamativos para organismos curiosos, entrando entre estos últimos el ser humano o los animales que han crecido lejos de los espacios naturales (domésticos), siendo ambos los más atraídos por dichas tonalidades. Generalmente, esta atracción es debida al desconocimiento, pues, a diferencia de los animales que se desarrollan en áreas naturales, las especies cautivas pierden el instinto que los mantiene en alerta y el factor que los previene de consumir o tocar lo que no deben, es por ello que es muy habitual que los animales domésticos sean afectados por el mecanismo de defensa de otros organismos, incluyendo entre los afectados a nuestra especie.

El principal uso que presentan las tonalidades llamativas que tienen los componentes bióticos de un determinado ecosistema ya sea terrestre o acuático, es que estos tonos tienen un significado natural, siendo uno de estos una estrategia que consiste en atraer a ciertos seres vivos para labores mutualistas que derivan en la reproducción o en la alimentación de otro, este punto puede reflejarse en las tonalidades que presentan las flores de las plantas, las cuales sirven como imanes para ciertos grupos de insectos que necesitan para la vital labor de la polinización. De igual manera, los colores también tienen otro significado de peso, como lo es el hecho de dar a entender que cierto organismo representa peligro, siendo este último el principal problema que termina en accidentes por ingesta, manipulación indebida, picaduras, entre otros. Este tipo de estrategia se conoce científicamente como aposematismo y consiste básicamente en hacerse muy llamativo empleando colores, esto logra que una gran parte de los depredadores ignore a los organismos que tienen tonalidades muy vistosas porque saben que estos pueden perjudicarlos, de esta manera las posibilidades de sobrevivir aumentan, ya que el número de potenciales depredadores disminuye y solo aquellos organismos especializados o inmunes podrán consumir a ejemplares aposemáticos.


Automeris cf. jucunda.png

En anteriores escritos he mencionado que el orden Coleoptera representa a una gran parte de los miembros del reino animal, claramente haciendo énfasis en temas referentes a número de individuos, esto conduce a que dicho orden sea muy diverso o variable a nivel morfológico, razón por la que es muy habitual encontrar una amplia gama de colores entre los escarabajos; aunque, se destaca que son mucho más comunes los colores poco vistosos en estos tipos de invertebrados el cual suele ir atribuido al estilo de vida que manejan. Asimismo, aquellos que tienen tonalidades muy vistosas (aposematismo), lo hacen para dar a entender que tienen muy mal sabor, otras tan solo emplean el color como engaño para evitar ser consumidas, pues, no son capaces de generar ningún tipo de toxina, por lo que se valen más de engañar a sus agresores. También existen ejemplares que poseen tonalidades predominantes como el negro que son muy venenosas; sin embargo, en algunas partes de sus cuerpos poseen manchas o anillos rojos que son la advertencia, como ejemplo se puede hacer mención de los llamados escarabajos fuego de la especie Melanophila acuminata los cuales son capaces de sintetizar ciertos compuestos que resultan muy tóxicos, estos pese a tener tonalidades poco llamativas, tienen ciertos destellos o anillos de colores vivos que advierten que no deben ser agredidos.


Automeris cf. jucunda (3).png

Por otro lado, con más de 30.000 ejemplares la familia Scarabaeidae se ha consagrado como una de las más grandes y vistosas de todo el orden Coleoptera, teniendo principalmente especies con colores opacos como el marrón o el negro, también tienen a miembros con tonos que se acercan al rojo; sin embargo, las tonalidades llamativas en esta familia están destinadas a un bajo porcentaje de sus individuos, siendo considerados por algunos autores como miembros de otras familias independientes aquellos que son muy vistosos, esto puede notarse por ejemplo en la subfamilia Cetoniinae la cual está anclada a Scarabaeidae pero existe cierto debate en si deben ir dentro de dicha familia o si deben ubicarse como independientes. Ahora bien, en caso de que dicha subfamilia se llegue a separar de la familia Scarabaeidae y pase a ser otro taxón independiente, continuarían algo unidas o emparentadas dentro de la misma superfamilia, siendo esta la Scarabaeoidea. La taxonomía y la sistemática son un poco confusas; sin embargo, en este párrafo se intenta explicar ciertos aspectos inherentes a la mencionada superfamilia de una manera muy breve para evitar más confusión, aunque siempre lo mejor es profundizar mucho más todo lo relacionado con parentescos, morfologías, ancestros, entre otros. Por esta razón, es que muchas veces algunas especies nuevas tardan años en ser completamente identificadas y ubicadas en algún grupo taxonómico, otras en cambio, pueden ubicarse en un inicio en cierto taxón y con el paso del tiempo las mueven a otro por nuevos descubrimientos que se hacen sobre la misma.


Automeris cf. jucunda (4).png

La subfamilia Cetoniinae está comprendida por más de 3.000 especies, este taxón tiene una gran parte de sus ejemplares en el continente americano, también son muy comunes de ver cerca de las flores o en aquellos lugares en donde haya una alta presencia de frutas en estado maduro. De igual manera, esta subfamilia es una de las que posee ejemplares con ciertas combinaciones de colores muy llamativas, esto podemos notarlo en algunos de sus géneros, en este caso se puede mencionar al Gymnetis, del cual tenemos a un ejemplar modelo que se muestra por medio del material fotográfico en el presente post. El ya mencionado género se compone por poco más de 56 especies y todas son principalmente de hábitos frugívoros, es decir, que se alimentan de frutas, pero también pueden alimentarse de néctar, flores, fluidos de origen vegetal y de polen; motivo por el que en ciertas ocasiones se les puede considerar plagas de bajo impacto.

Los cultivos que estos especímenes pueden atacar son muy diversos, pero entran principalmente musáceas, caricáceas (papaya) y Vid. En estas plantaciones suelen ser frecuentes los ejemplares adultos, ya que se alimentan de los frutos maduros y a raíz de esto se pueden generar ciertas pérdidas económicas; no obstante, la incidencia de estos insectos no tiende a ser muy pronunciada, por esta razón se les considera de bajo impacto a no ser que la proliferación de estos sea muy exponencial en el agroecosistema, esto ocurre cuando la zona reúne todos los requisitos necesarios para la reproducción y el desarrollo del insecto.


Automeris cf. jucunda (5).png

Cuando se observa a este ejemplar resulta muy atractivo la predominancia del color amarillo sobre su región dorsal. Este tipo de color (amarillo) es uno de los que habitualmente da a entender que el organismo que lo posee oculta algo, otro color a tener en cuenta es el rojo, siendo estas las principales tonalidades que simbolizan el peligro en la naturaleza y que advierten de que no se debe molestar al ejemplar; sin embargo, esta regla no es 100% factible por el hecho de que también es empleada por organismos inofensivos para hacer creer a otros que son peligrosos, esto es lo que ocurre con este tipo de coleópteros del género Gymnetis, son especies completamente inofensivas que se valen del engaño para disuadir a depredadores. A su vez, sobre su amarillenta coraza se aprecian una serie de patrones de formas indefinidas repartidas tanto en el pronoto como en cada élitro, esta combinación de colores y su poca movilidad a la hora de desplazarse con sus patas rastreras hace que se asemeje a un juguete, incluso pareciera estar mal pintado en su diseño; lo curioso de todo esto, es que esas manchas negras poseen infinidad de formas dentro de una misma especie (variación fenotípica), por lo que resulta difícil dar con la especie en su defecto sin observar otras estructuras, a esto se le añade que otras especies del género Gymnetys presentan el mismo color amarillo al igual que las manchas negras, también el color puede ser un poco más oscuro u opaco en algunos ejemplares.


Automeris cf. jucunda (1).png

Debido a estos colores algunas de las especies de este género han recibido nombres científicos relacionados a los felinos, tal es el caso de Gymnetis pantherina o la Gymnetis tigrina, aunque otros investigadores no siguieron este patrón al nombrar a las especies que descubrieron y que también comparten los colores, ejemplo Gymnetis litigiosa. En cuanto a la especie a la que pertenece el ejemplar de las fotografías no hay 100% de certeza, pero esta puede tratarse de una G. pantherina, esto porque es con la que guarda mayor similitud en ciertas estructuras propias de su cuerpo, además dicha especie mencionada es la que posee mayor variabilidad en lo que respecta a los patrones negros que mantiene repartidos en el dorso de su coraza.

Las larvas de estos insectos permanecen bajo el suelo a muy poca profundidad y se alimentan de materia orgánica en descomposición, en algunas ocasiones pueden atacar el sistema radicular de las plantas generando desordenes fisiológicos en las especies vegetales afectadas, esto ocurre porque se presentan rupturas en las raíces y se interrumpe la absorción de nutrientes y agua, provocando que la planta se debilite progresivamente hasta que termina sucumbiendo al ataque. Durante estos estadios inmaduros son de color blanco y su cuerpo permanece arqueado o en forma de "C" y, como suele ocurrir con otras larvas de coleópteros, estas también suelen conocerse vulgarmente como "gallinas ciegas". El ciclo biológico es lento y puede durar incluso 1 año para alcanzar su máximo desarrollo, asimismo, las pupas de estos insectos y de gran parte de los escarabajos suelen estar libres, con esto se hace referencia a que no están adheridas a ninguna superficie como ocurre en el caso de la mayoría de mariposas y polillas (lepidópteros).


Automeris cf. jucunda (6).png

Otros detalles morfológicos destacables en ejemplares adultos además de su coloración sería su resistente coraza, esta es fácilmente diferenciable del resto de su cuerpo porque es la que tiene el color amarillo, esta se compone de un alargado pronoto y de sus 2 pares de alas anteriores modificados o endurecidos (élitros), mientras que, la región ventral constituye la parte más blanda de todo su cuerpo y en dicha zona posee una predominancia total el color negro. De igual manera, este insecto tiene poco más de 2 centímetros de longitud, su cuerpo tiene una forma ovalada y algo compacta, siendo la parte más pequeña la cabeza. Todos los miembros de la subfamilia Cetoniinae tienen la particularidad de que pueden extender mucho más sus élitros, esto les permite poder tener una mayor versatilidad a la hora del vuelo, es por ello que suelen ser muy superiores a otros escarabajos mientras están en el aire, además esto les permite volar una mayor distancia, de manera que, el desplazamiento a nuevas zonas en busca de alimento o parejas se les hace más fácil.


Automeris cf. jucunda (7).png

El aparato bucal de este insecto es del tipo mandibulado, pero este no esta adaptado para triturar o romper materiales orgánicos duros, por este motivo tienden a ser piezas pequeñas. Estas están adaptadas para consumir sustancias acuosas o blandas, sobre todo para poder perforar el pericarpio de frutos blandos, estos fungen como su principal fuente de alimento, también se han encontrado a algunos ejemplares de este género dentro de las colmenas de abejas melíferas, en este aspecto actuarían como ladronas de miel y su robusta coraza los protegería de los eventuales ataques de estos himenópteros.

Cuando estos insectos perforan el fruto abren una puerta de entrada a una infinidad de patógenos, además de que también pueden llegar otros invitados como moscas a consumir la fruta afectada, todo esto genera que la fruta se caiga antes de tiempo y que pierda el valor comercial si se traba de alguna planta destinada a la producción agrícola, lo que al final se transformaría en pérdidas económicas para el productor de turno.


Automeris cf. jucunda (2).png

Por otro lado, estos escarabajos no son plagas muy frecuentes, pero si en una unidad de producción no se toman las medidas fitosanitarias adecuadas, entonces dicha zona se puede convertir en el lugar ideal para que estos proliferen. Por esta razón, se recomienda que los desperdicios de frutas se trabajen para transformarlos en compost y que no se dejen acumulados únicamente en una zona, ya que estos insectos pueden sentirse atraídos y allí tendrían el cóctel perfecto para conseguir energía, reproducirse y para desarrollarse, de manera que, el problema puede agravarse porque tocaría lidiar con las larvas y con los ejemplares adultos. Las larvas, al estar a poca profundidad, siempre se sugiere que la tierra que rodea a las plantas empleadas en los agroecosistemas sean volteadas con el propósito de exponer tanto a los huevos como a las larvas y pupas, esto permitirá que los depredadores de la zona puedan aprovechar esta fuente de alimento y así contribuirían a bajar las poblaciones de estos escarabajos.


Automeris cf. jucunda.gif

La ecología y otros aspectos inherentes a estos coleópteros aún continua siendo desconocida, esto es debido a que en la actualidad estos miembros de la subfamilia Cetoniinae han sido muy poco estudiados, por lo que aún guardan muchos detalles que continúan siendo desconocidos dentro del campo investigativo; sin embargo, en esta publicación se destacaron los aspectos y comportamientos más pronunciados que se lograron visualizar en este ejemplar del género Gymnetis, todo esto con el propósito de que las personas y usuarios de la plataforma Hive puedan conocer un poco más de cerca a estos escarabajos que posiblemente han llegado a apreciar en algún momento de sus vidas. A su vez, se recuerda que pese a las tonalidades llamativas que presenta este insecto, se destaca que no representa peligro alguno para el ser humano y siempre se recomienda que cuando se visualicen artrópodos que no conoce se evite la manipulación con la finalidad de evitar accidentes o inconvenientes no deseados.


Gif cierre.gif

Todas las fotos mostradas por medio de esta publicación pertenecen al autor @abneagro. Las fotografías fueron realizadas por medio de un dispositivo móvil Redmi 8A y fueron editadas con la aplicación Canva.


Separador hive.png

Referencias e información importante:

Cabrera-La Rosa, Juan. (2015). Aspectos biológicos de Gymnetis bonplandii Schaum (Coleóptera, Scarabaeidae), un "escarabajo" frugívoro de importancia agrícola. Arnaldoa. 22. 427-438.

Montero, Guillermo & Seta, Silvana. (2014). Daños producidos por dos especies de Gymnetis (Cetoniinae: Scarabaeidae) en frutos de tomate, damasco y durazno en el sudeste de Santa Fe. Agromensajes. 41. 18-22.

Familia Scarabaeidae

Escarabajos de las flores

Género Gymnetis


Separador hive.png


20210330_113659_0000.png

Sort:  

Amigo que buen artículo, tenía tiempo que no te leía. Me encanta ese color tan llamativo de este escarabajo. Intuyo que esta época de calor y lluvia se pueden ver más? Por las zonas montañosas he visto que cuando llueve mucho salen de los jardines algunos escarabajos. Yo estoy a la espera de que salgan los que llaman escarabajos rinocerontes para fotografiarlos.

PD: ya no les tengo tanto miendo a los insectos, te agradezco por eso, tus posts me han despertado curiosidad y respeto por estos animalitos 😃, te envío un gran abrazo!

Isaabeel, que de tiempo que no coincidimos por algún medio jeje. Así es, en estas épocas del año se suelen ver muchos escarabajos, ahora que consigas a un escarabajo rinoceronte si puede que sea un golpe de suerte, en mi caso tengo mucho tiempo que no veo a uno, por lo menos por mi zona jaja. Debido a tu ausencia ya aumente unos 10 kilos jajajaja, espero que estés muy bien :).

Querido amigo veo que andas haciendo de las tuyas con los dulces, eso quiere decir que estás mejor de tu estómago 😂

Siii, de vez en cuando golpea el estómago, pero si ando mucho mejor jeje.

😃

Congratulations @abneagro! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s):

You published more than 150 posts.
Your next target is to reach 200 posts.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!

Su post ha sido valorado por @ramonycajal

microscope.jpg

Muchas gracias por el apoyo amigos de Cervantes, saludos!

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider delegating to the @stemsocial account (85% of the curation rewards are returned).

You may also include @stemsocial as a beneficiary of the rewards of this post to get a stronger support. 
 

Thanks for the support!