Diptera | Reconocimiento de un díptero de la familia Tephritidae

in StemSocial11 months ago

Estimados usuarios de la plataforma Hive, sean todos bienvenidos nuevamente a este blog dedicado al estudio y a la difusión de contenido referente al fascinante mundo de los artrópodos. En el siguiente escrito se tocarán puntos de interes sobre un díptero de la familia Tephritidae, por lo que están cordialmente invitados a seguir con la presente lectura.


@abneagro.png

En una anterior entrega, se tocaron aspectos referentes a un díptero que realiza una importante labor como pieza biocontroladora dentro de los ecosistemas, tal es el caso de la gran mayoría de moscas pertenecientes a la familia Syrphidae; sin embargo, no todos estos ejemplares que conocemos bajo el nombre de "moscas", nos proporcionan algún beneficio directo a nuestra especie, hablando desde el punto de vista económico o médico claro está. Una gran porción de estos insectos que pertenecen al orden Diptera y al suborden Brachycera pueden ser vectores de diversas enfermedades, sobre todo aquellas que poseen comportamientos eusinantrópicos como la popular Musca domestica.

Por otro lado, el ámbito agropecuario tampoco queda exento del ataque de estos insectos, ya que familias como Muscidae o Oestridae son capaces de causar estragos en el ganado, siendo algunas hematófagas y otras parasitan la piel de vertebrados para poder culminar sus ciclos biológicos, tal es el caso de la mosca Dermatobia hominis, la cual se vale de la foresis al "secuestrar" a otros insectos que frecuenten a animales vertebrados para inocularle sus huevos y que estos sean los que lleven a sus futuras generaciones hacia el huésped final; de esta manera, grandes poblaciones de estos dípteros pueden mermar progresivamente el rendimientos del ganado vacuno e incluso, transmitirles enfermedades que los conduzcan a una muerte segura, lo que al final conlleva a que se generen contundentes pérdidas económicas.

Dentro de la fruticultura, es decir, aquella rama de las ciencias agrícolas que maneja todas las prácticas y la producción de especies vegetales de tallos leñosos que produzcan frutos de utilidad para el hombre, también existe una amplia variedad de dípteros que, por sus estilos de vida, son plagas frecuentes y destructivas de este tipo de plantas, siendo gran parte de estas moscas de la familia Tephritidae. De esta manera, el estudio o el adquirir conocimiento de este tipo de insecto es fundamental para aquellos que poseen este tipo de plantas ya sea en grandes extensiones de terreno o en pequeños huertos urbanos, ya que es una plaga muy común y es realmente difícil no apreciar incidencias de estos invertebrados sobre los arboles frutales.


@abneagro(1).png

La familia Tephritidae está representada por un estimado de 4.500 especies clasificadas y descritas desde el punto de vista taxonómico, número que solo es una aproximación, ya que no manejo cifras exactas sobre ejemplares confirmados dentro de esta extensa lista; aún así, estos miles de especímenes son conocidos vulgarmente como moscas de las frutas junto a otras familias como la Drosophilidae. A su vez, un gran número de miembros de esta familia tienen una relativa facilidad para superar el umbral de daño dentro de los cultivos frutales, causando tanto daños directos por acción de sus larvas como indirectos por las pequeñas heridas que dejan sobre los tejidos vegetales, convirtiéndose esto en una abertura de entrada para microorganismos fitopatógenos.

Por otra parte, América alberga a unas 400 especies que se adaptaron a la perfección para vivir en ambientes tropicales, aunque, en la actualidad ya no es un secreto que este tipo de climas son los apropiados para la proliferación exitosa de cualquier insecto, ya que reúne las condiciones apropiadas de humedad o temperatura para poder reproducirse y desarrollarse de una manera más óptima.


@abneagro(2).png

A pesar de que en el continente americano haya cientos de especímenes de la familia Tephritidae, solo unas pocas se han ganado muy mala reputación dentro de la agricultura, siendo los géneros Ceratitis y Anastrepha algunos de los que tienen más renombre. El género Anastrepha posee unas 220 especies, entre las cuales figura la Anastrepha striata, siendo esta una de las más peligrosas para los cultivos, causando estragos desde centroamérica hasta sudamérica cada año.

La especie de las fotografías es una hembra de Anastrepha striata, la determinación de sexo se apreciará en otro segmento del post; en cuanto a la identificación, se tomaron aspectos morfológicos claves tales como: los patrones que presenta en su región torácica, coloración, los patrones de las alas y también la especie de planta que frecuentan, todos estos datos son fundamentales para diferenciarlas de otro tipo de moscas de este género, ya que algunas de las más comunes comparten muchas similitudes externas, siendo tan solo diferenciables cuando se aprecian cuidadosamente cada uno de los detalles, incluyendo la conformación de las celdas (espacio que forman las venas) de las alas.


@abneagro(3).png

Continuando con sus características morfológicas, nos encontramos que al pertenecer al suborden Brachycera podemos constatar su gran similitud en términos generales con los demás tipos de moscas, teniendo su cuerpo segmentado en 3 grandes regiones (cabeza, región torácica y abdomen), de los cuales emergen diversos apéndices funcionales y las unidades de locomoción (patas). Su coloración es amarillenta, presentando patrones rojizos y negros sobre el dorso de su tórax, la cabeza es ancha, casi del mismo grosor de su región torácica, esta última parte mencionada contiene un par de alas y los 3 pares de patas característicos de los hexápodos, mientras que, su abdomen no es muy alargado, sin embargo posee los últimos segmentos modificados en un tubo orgánico alargado que protege el oviscapto (en las hembras), siendo este el principal aspecto que los diferencia de los machos.


@abneagro(5).png

Otras partes que conforman la cabeza de este insecto son los ojos, de los cuales se puede mencionar que poseen en total 5, siendo 3 de estos ocelos (simples), los cuales se ubican en la parte central de su cabeza, mientras que los más complejos o llamativos terminan siendo su par de ojos compuestos. Las moscas en general, son insectos que poseen una de las reacciones más asombrosas cuando se sienten amenazadas, pudiendo escapar rápidamente en cuestión de milisegundos, una parte de este éxito se encuentra en sus ojos compuestos, con los cuales pueden visualizar gran parte de su entorno mientras están en vuelo o cuando están posadas en algún lugar, mientras que, sus antenas, sensilias y sus demás aspectos anatómicos les permiten prevenir el peligro y alcanzar grandes velocidades en fracciones de segundos, por este motivo estos insectos suele ser muy difícil de capturar.


@abneagro(4).png

Uno de los principales aspectos que diferencia al suborden Brachycera (moscas) del Nematocera (mosquitos-zancudos), es la reducción de las antenas que presentan los primeros. Las moscas poseen unas antenas muy pequeñas, las cuales son difíciles de apreciar a simple vista, aún así, en la fotografia se puede observar perfectamente una de las antenas del díptero presentado en esta publicación, en donde se puede visualizar primeramente la base (escapo), posteriormente sigue un segmento compuesto por flagelómeros y el punto más peculiar, es la presencia de una arista, el cual se asemeja a un cabello; de igual manera, nótese que toda la antena está cubierta por filamentos o pelos quitinosos, algunos de ellos son retráctiles y reaccionan según los cambios que se presentan en las cercanías, por lo que en conjunto, toda la antena ayuda a percibir olores, temperatura, feromonas, entre otros.


@abneagro(6).png

El aparato bucal de este insecto es del tipo chupador, estas piezas bucales pueden tener variantes entre las moscas, todo depende de la fuente de alimento que emplean para subsistir, ejemplo, una mosca que se alimente de sangre (hematófaga), no tendrá un aparato tan similar al de una que se alimente de frutas. La probóscide de esta mosca es retráctil, por lo que pueden extenderla hasta cierto limite para alimentarse, la parte final la cual se puede observar en la fotografía encerrada con un círculo rojo, se denomina labela, en ella hay un determinado numero de piezas conocidas como dentículos con los que pueden absorber determinado tipo de alimentos, en el caso de Anastrepha striata se alimenta de frutas en descomposición.


@abneagro(7).png

Las alas de este insecto son membranosas, teniendo completamente operativos para volar el par anterior, por lo que en teoría solo tienen un par funcional, diferencia notable con la gran mayoría de insectos que si poseen 2 pares. Las alas son fundamentales en las moscas del género Anastrepha, pero no solo por que las usen para volar, sino que son necesarias para buscar pareja, ya que en estos dípteros los machos suelen hacer ciertas danzas para el cortejo en donde realizan ciertos movimientos en sus alas para buscar la atención de la hembra.


@abneagro(8).png

Los dípteros no es que no posean alas posteriores en sí, lo que pasa es que estas evolutivamente sufrieron un considerable cambio y tienen una función distinta al de las grandes alas anteriores. En las fotografías se puede ver a uno de estas pequeñas estructuras (halterios), esta parte cumple la vital función de dar estabilidad al vuelo, para ello cuenta con un gran número de terminaciones nerviosas que captan cualquier cambio abrupto en las corrientes de aire, los halterios también se mueven durante el vuelo, pero lo hacen a la posición opuesta a las alas anteriores, entonces, mientras las alas suben los halterios bajan, gracias a estas piezas una mosca puede cambiar de dirección de una manera rápida y precisa, siendo este otro de los grandes secretos que las hace uno de los mejores organismos voladores que existen en el mundo.


@abneagro(9).png

En cuanto a las patas, estas suelen ser algo alargadas, asimismo, están cubiertas por pubescencia que les ayuda a nivel sensorial. En las fotos podemos observar el último tarsomero de una de sus patas, en la cual poseen un grupo de uñas que les permite anclarse a prácticamente cualquier superficie, además, es importante recalcar que las patas también les permiten saborear o captar ciertos cambios, por este motivo suelen frotarlas con regularidad, ya que así eliminan cualquier elemento externo que interfiera con sus capacidades.


@abneagro(10).png

Las hembras suelen buscar frutas como la guayaba, en donde por medio de su oviscapto o aparato ovipositor pueden perforar el pericarpio de la fruta y colocar sus huevos, empezando aquí el daño que suelen causar a los cultivos. La parte externa que se aprecia es el último segmento de su abdomen que está modificado, la función es brindar protección a la pieza con la que pueden perforar los tejidos vegetales.


@abneagro(11).png

Las larvas suelen ser el principal problema dentro de la agricultura, pues, ésta una vez que eclosiona de los huevos comenzará a alimentarse de la pulpa de la fruta, generando esto la pérdida total de la fruta, ya que deja de ser comercial. La pupa por su parte, suele ser de un color marrón o rojizo, cuando la larva completa su desarrollo, bajará y se enterrará en el suelo para realizar la pupa, de esta manera puede mantenerse a salvo de depredadores o de determinadas especies parásitas.

En este pequeño video que realicé, se puede apreciar parte de la movilidad interna de la pupa, lo que se observa es el bombeo de hemolinfa (sangre), por lo que se puede determinar que la pupa está en perfecto estado y está próxima a la eclosión, en este estado suelen durar aproximadamente 12 días, aunque esto también depende de factores ambientales.


@abneagro(12).png

Esta larva posee una cabeza triangular, incluso puede ser confuso distinguir la cabeza de el último segmento de su cuerpo. En la foto puede notarse parte de su aparato bucal, el cual posee unos ganchos endurecidos con los que pueden causar galerías en los frutos y, por otro lado, en el circulo rojo se nota parte de la venación que está presente en su cuerpo.


@abneagro(13).png

La Anastrepha striata es un problema muy frecuente en arboles de guayaba o mango, como mencioné anteriormente, el daño que causan es directo por la acción de las larvas, mientras que el indirecto viene dado por las perforaciones que realizan a la hora de colocar los huevos. A su vez, en cada puesta la hembra deja sustancias químicas a modo de marca, que alertan a otras hembras de que dicho fruto ya posee huevos, por lo que en muy poco tiempo todas las frutas de una planta pueden estar parasitadas por huéspedes indeseables.


Libelula final.gif

Todas las fotografías y el video presentado en este artículo pertenecen al autor @abneagro, las fotos fueron realizadas con un dispositivo móvil Redmi 8A con lentes improvisados y fueron editadas con la aplicación Canva.


Separador hive.png

Referencias e información importante:

Familia Tephritidae

Morfología dipteros

Halterios moscas


20210330_113659_0000.png

Sort:  

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider supporting our funding proposal, approving our witness (@stem.witness) or delegating to the @stemsocial account (for some ROI).

Please consider using the STEMsocial app app and including @stemsocial as a beneficiary to get a stronger support. 
 

Thanks for the support!