Mitos e historia de la Matemática - 9na Parte

in HiveVenezuela8 days ago


vintage.png
La portada es una imagen de libre uso de Pixabay editada por @abdulmath con GIMP, el emoji es creado con Bitmoji

. . . Continuación . . .


Basta con reflexionar un momento para darse cuenta de que debían existir muchas más matemáticas que las que ellos escribían. La sociedad griega, como cualquier otra, tenía sus comerciantes y amas de casa, agricultores y constructores, y muchos otros que medían y calculaban habitualmente.



No sabemos casi nada de sus métodos porque estas personas aprendían y enseñaban sobre todo con el ejemplo y de boca en boca.


Tampoco estaban organizados en escuelas o gremios, aunque conocemos un grupo con nombre propio, los harpēdonaptai, o estiradores de cuerda. Por su propia naturaleza, sus matemáticas dejaron pocos rastros.


Las colecciones de fichas, o las marcas rayadas en la madera, la piedra o la arena, se desechaban en cuanto dejaban de ser útiles, y desde luego no se almacenaban en bibliotecas.



En cualquier caso, estas actividades eran llevadas a cabo por personas de un estatus social relativamente bajo, y tenían poco o ningún interés para los intelectuales de las academias.


Cuando los historiadores de las matemáticas hablan de las matemáticas griegas, como hacen con frecuencia, casi siempre se refieren a los sofisticados textos escritos que nos han llegado de Euclides, Arquímedes, Diofanto y otros, y no a las matemáticas comunes o de jardín de la hoi polloi.

Recientemente esto ha empezado a cambiar, han empezado a reconocer que las matemáticas griegas de élite tenían sus raíces en las matemáticas prácticas y cotidianas del Mediterráneo oriental, aunque los escritores posteriores se distanciaran de esas raíces desarrollando un tipo de matemáticas más formal e inútil.



mathematics.png
Imagen de Pixabay y editada por @abdulmath con GIMP.



También hay que tener cuidado con la expresión matemáticas griegas.


Diofanto vivió en Alejandría, en Egipto; Arquímedes vivió en Siracusa, en la isla de Sicilia; Apolonio, otro de los grandes matemáticos griegos, vivió en Perga, en la región que hoy es Turquía; es decir, aunque todos escribieron en griego, ninguno de ellos procedía de la zona que hoy conocemos como Grecia.

De hecho, Diofanto, por lo que sabemos, podría haber nacido y haberse criado en África. Sin embargo, la matemática griega, tan venerada por los europeos del Renacimiento, ha llegado a considerarse esencialmente europea.



El absurdo de incorporar a Alejandría a Europa se hace más evidente cuando pensamos en la exclusión de España, en el extremo opuesto del continente.


España cayó bajo el dominio islámico a principios del siglo VIII y, en consecuencia, disfrutó de la riqueza cultural y de aprendizaje del mundo islámico. Sin embargo, a menudo se lee que los números arábigos fueron introducidos en Europa por Fibonacci, que escribió en Pisa (Italia) a principios del siglo XIII, como si su uso en España durante dos siglos antes no contara para nada, y como si España no formara parte de Europa.


Aquellos que promueven la causa de las matemáticas de élite han tendido naturalmente a asimilar en sus historias cualquier cosa que diera autoridad y respetabilidad a su tema, sin tener en cuenta otros hechos inconvenientes.

. . . Continuará . . .



science00.png
Imagen de Pixabay y editada por @abdulmath con GIMP, e Inkscape.


Si te gusto este tema y quieres seguir profundizando acerca de la historia de la matemática, no te pierdas la próxima publicación, pero si aún así deseas conocer otra perspectiva del mismo, te invito a investigar en las siguientes referencias que acá te comparto:

  1. Robert Recorde, The Pathway to Knowledg (London, 1551); painstakingly reprinted by Gordon and Elizabeth Roberts (TGR Renascent Books, 2009).
  2. Markus Asper, The two cultures of mathematics in ancient Greece, in Eleanor Robson and Jacqueline Stedall (eds), The Oxford Handbook of the History of Mathematics (Oxford University Press, 2009), pp. 107–132.
  3. Simon Singh, Fermat’s Last Theorem (Fourth Estate, 1997; Harper Perennial, 2007).
  4. Benjamin Wardhaugh, Mathematics in English printed books, 1473-1800: a bibliometric analysis, Notes and Records of the Royal Society, 63(2009): 325-38.


HiveFirma.png

cervantes.png



Final.png

Sort:  


The rewards earned on this comment will go directly to the person sharing the post on Twitter as long as they are registered with @poshtoken. Sign up at https://hiveposh.com.