Diego Rísquez una vida dedicada al cine

in Proof of Brainlast year

diego rísquez.jpg

Diego Rísquez Cupello nace el 15 de diciembre de 1949 en Juan Griego, Isla de Margarita, Edo Nueva Esparta, Venezuela y muere en Caracas el 13 de enero de 2018.

Hijo de Angelina Cupello y Rafael Rísquez Iribarren, siendo el segundo de cuatro hermanos que tuvo el matrimonio. Su padre era médico, profesor universitario y fue presidente de la Academia Nacional de Medicina y de la Federación Médica Venezolana, su abuelo y bisabuelo también fueron presidentes de la Academia Nacional de Medicina, inclusive su bisabuelo Francisco Antonio Rísquez fue miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, de la Academia Nacional de la Historia, rector de la Universidad Central de Venezuela, unos de los fundadores de la Cruz Roja Venezolana y sus restos descansan en el Panteón Nacional.

Diego Rísquez vive parte de su infancia y adolescencia en Italia, Suiza y Estados Unidos debido al trabajo de su padre, En Suiza se gradúa de bachillerato en 1967, posteriormente rompiendo la tradición familiar paterna por la medicina ingresa en la Universidad Católica Andrés Bello, donde estudió sin culminar las carreras de derecho, sociología y comunicación social, es en esta etapa de su vida que descubre su vocación por el arte, en 1971 participó en el montaje de Hamlet dirigida por el profesor Antonio Oliveri, recibió clases de actuación con Levy Rossell, trabajó en diferentes obras de teatro como Bodas de Sangre y Los Mendigos.
En 1971 Rísquez se reúne con sus compañeros de Universidad Carlos Oteyza, Alberto D’Enjoy y Gonzalo Ungaro y forman El Grupo Semilla que asume la práctica cinematográfica como contraparte al predominio de las clases teóricas de la Escuela de Comunicación Social.

Ese mismo año realizaron un cortometraje en 16 mm sin diálogos, en blanco y negro titulado Siete Notas dirigido por Carlos Oteyza en el que presentan siete facetas de la vida de un joven perteneciente a la clase media caraqueña, se exhibió en la muestra de cortometrajes y documentales venezolanos en el Teatro Chacaito de Caracas en 1973. En esta primera experiencia cinematográfica Diego Rísquez es el actor protagonista y también contribuyó en la elaboración del guión.

En 1973 a raíz de un proceso penal por el caso Vegas Pérez fue recluido durante ocho meses en la Cárcel Modelo de Caracas. Liberado de todo cargo una vez comprobada su inocencia viaja al extranjero, vivió en Francia e Italia, visitó Malasia, Tailandia, Singapur e Indonesia. Actuó en espectáculos sin textos que daban prioridad a la improvisación y expresión corporal en el Teatro Nacional de París. En Roma tuvo a su cargo fotografiar eventos organizados por la Galería L’Atico. En Italia conoce al cineasta, escritor y fotógrafo estadounidense Jack Smith pionero del underground norteamericano, quien contrata a Rísquez como fotógrafo para realizar una obra en diapositivas titulada La Historia de Roma.

Diego Rísquez regresa a Venezuela en 1975, donde retoma sus labores creativas con los recursos que encontró a su alcance; una cámara fotográfica, un proyector de diapositivas y los espacios de su casa, entre sus inspiraciones de esa época resaltan los colores de la bandera, la naturaleza tropical, los héroes de la independencia y los símbolos patrios.

En éste periodo empieza a desarrollar performances y happenings que fueron apoyados por la periodista Margarita D’Amico y por los artistas plásticos Alejandro Otero y Claudio Perna.

En 1976 se presenta como invitado en el primer Festival de Cine de Vanguardia Súper 8 de Caracas con su obra “A Propósito de Simón Bolívar”, este trabajo integraba la proyección con la actuación en vivo de Diego Rísquez, quien duplicaba su imagen proyectándola sobre la pantalla.

Rísquez participó en diferentes producciones como actor, guionista, director de arte, director de fotografía y promotor cinematográfico.

Entre la obras que realizó en formato Súper 8 figuran: A Propósito de Simón Bolívar (1976), Poema para ser Leido (1977), Radiografías de Naturalezas Vivas (1977), A Propósito de Luz Tropikal ( homenaje a Armando Reverón) (1978), A Propósito del Hombre de Maíz (1979), Bolívar, Sinfonía Tropikal (1980) y Orinoko, Nuevo Mundo (1984). Bolívar, Sinfonía Tropikal y Orinoko, Nuevo Mundo fueron llevadas a formato de 35 mm.

Amerika, Terra Incógnita (1988) se rodó en Súper 16 y posteriormente fue llevada a 35 mm, formando con las dos anteriores Bolívar, Sinfonía Tropikal y Orinoko, Nuevo Mundo la trilogía Americana. Los tres films fueron exhibidos en el Festival de Cine de Cannes. Orinoko, Nuevo Mundo se exhibió comercialmente en París y Amérika, Terra Incógnita en Nueva York, lo que según Rísquez favoreció la proyección de sus películas en algunas salas venezolanas y el interés de periodistas y críticos locales con relación a su obra.

En 1994 realiza su cuarto largometraje y el primero filmado en 35 mm titulado Karibe Kon Tempo cuya trama está basada en un pintor que reniega de las relaciones sociales y comerciales que se aísla para vivir de acuerdo a sus principios.

Entre 1991 y 1995 Rísquez dirigió 24 cortometrajes en 35 mm dedicados a artistas plásticos venezolanos para la empresa Cinesa los que se difundieron en proyecciones del noticiario de Bolívar Films.

Durante la década de 1990 tuvo a su cargo la dirección de arte de cinco largometrajes: Roraima (1993), La Voz del Corazón (1997) ambas dirigidas por Carlos Oteyza, Piel (1997) dirigida por Oscar Lucien, Salserin la Primera Vez (1998) dirigida por Luis Alberto Lamata y una adaptación de la cineasta Betty Kaplan de Doña Bárbara que nunca se estrenó.

En el año 2000 se estrena su quinto largometraje: Manuela Sáenz, La Libertadora del Libertador, largometraje con el que logra exaltar la abnegación e idealismo de Manuela Sáenz.

En el año 2001 es elegido presidente de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (ANAC), durante el periodo que estuvo al frente de la ANAC contribuyó con la reforma de la Ley de Cinematografía Nacional aprobada en el 2004.

Entre sus obras cinematográficas como director tenemos:

EL Entierro de los Valores (1970), El Misterioso Secuestro de las Gafas Negras (1973), A Propósito de Simón Bolívar (1976), Poema para ser Leído Bajo el Agua (1977, A Propósito de la Luz tropical (1978), Bolívar, Sinfonía Tropikal (1979), A Propósito del Hombre de Maíz (1979), Orinoko, Nuevo Mundo (1984), Amerika, Terra Incógnita (1988), karibe con Tempo (1994), Manuela Saénz (2000), La Libertadora del Libertador, Francisco de Miranda (2006), Reverón (2011), El Mal Querido (2015).


Posted via proofofbrain.io