Los Accidentes en la Infancia

in Cervanteslast month


little-girl-5351147_1920.jpg

Buenas amigos de #cervantes, como siempre mi saludos a todos, hacia rato que no me pasaba por aquí, pero bueno me decidí a escribir el tema de hoy, uno que es difícil de tocar, nadie está preparado para afrontar ese proceso que es la muerte, es difícil de asimilar para los allegados a ese ser querido, dejando un profundo dolor, pero es aún más triste cuando quien nos abandona es un niño pequeño, o un adolescente, y que decir si este fatal hecho ocurre por un accidente, por supuesto que todos no llegan hasta ese punto pero sin duda es el peor desenlace. Por esto es de vital importancia conocer de este tema, para así estar orientados hacia la prevención necesaria para evitarlos.


Diseño sin título (2).jpg

Aún con el gran desarrollo de los servicios de salud, así como el avance técnico que es cada vez mayor, las muertes tradicionales han sido desplazada por los accidentes, que ocupa puestos de avanzadas si de muerte infantil se trata.

Antes de empezar en importante separar dos conceptos cuando nos referimos a accidente, no se incluyen eventos de negligencia, pues una vez que la persona al cuidado de un menor no es capaz de prever una situación peligrosa, ya está incurre en maltrato, un tema que bien daría para otro post .

Dicho esto, entonces podemos conceptualizar al Accidente como un acontecimiento totalmente fortuito por lo general dañino, independiente de la voluntad humana, provocado por una fuerza exterior que actúa rápidamente y que se manifiesta por un daño físico y/o psíquico, la ocurrencia de estos está en estrecha correspondencia con las habilidades del niño según diferentes etapas de la vida, y es el desarrollo psicomotor

Accidentes más frecuentes en el primer año de vida.
En < de 3 meses:

1. Colecho: los niños son comprimidos debido a que los padres duermen junto con ellos en la misma cama.

2. Asfixia: puede ser por cordeles con teteras en el cuello, almohadas en la cuna.

3. Síndrome de muerte súbitainfantil: se define como la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año aparentemente sano. También se le conoce como, «muerte en cuna» o «muerte blanca».

Generalmente se encuentra muerto al bebé después de haberlo puesto a dormir, no mostrando signos de haber sufrido.
• Exposición del bebé al humo de tabaco.
• Poner a dormir al bebé boca abajo, sobre su estómago.
• No haber alimentado al bebé con leche materna.
•Temperatura demasiado elevada en la habitación.
• Exceso de ropa de cama, exceso de ropa, colchón demasiado blando y peluches.
• Madre adolescente.
• Embarazo demasiado pronto luego de un parto anterior, con menos de un año de distancia.
• Bebé prematuro.
• Bajo peso al nacer.
• Consumo de drogas por parte de la madre.

4. Broncoaspiración: puede ser en los 3 primeros meses con alimentos líquidos como la leche, los jugos.
5. Obstrucción de las vías aéreas.

En > de 3 meses:
1. Lesiones en ojos y cara: Se ve desde los 4 meses de edad debido a que los niños a este tiempo juntan las manos y agarran objetos y se los llevan hacia la boca. Por ello es necesario evitar dejar a su alcance bolígrafos, agujas de tejer, lápices, tijeras u otros objetos con punta pues si los alcanzan, al tratar de llevárselos a la boca, pudieran lesionarse.

2. Caídas:
• Se incrementa el riesgo a partir de los 4-5 meses ya que el niño comienza a girar sobre el abdomen, el niño puede caerse de las cunas cuando los pilotes de las barandas están bajos, de la cama de los padres, sofá, mesas u otras superficies donde se colocan temporalmente para cambiarle de ropa o los pañales.

• Sobre los nueve meses de edad el niño puede pararse solo en la cuna y trepar por las barandas, de ahí que las caídas ha este tiempo sean generalmente desde las cunas.

• A los 10 meses de edad el niño ya puede desplazarse libremente gateando, apoyándose en las rodillas y avanzando con las manos y las piernas avanza de la cuna a la cama, al cuarto, al baño, la cocina, comedor y todo el resto de la casa. A este tiempo comienza el riesgo de caer por las escaleras.

• A los 11 meses de edad el niño es capaz de ponerse de pie solo y caminar algunos pasos aguantado de los muebles o llevado del brazo por un adulto, de ahí que aumente el riesgo de caídas desde sus propios pies.

• Entre los 12 y 14 meses de edad el niño ya puede caminar solo, de ahí que pueda caerse desde sus propios pies, siendo esto normal y esperado, por ello debe evitarse la sobreprotección cuando comience a caminar porque en muchas ocasiones se les transmite miedo y se retrasan para desarrollar esta habilidad. A pesar de ello la vigilancia de un adulto responsable es de vital importancia porque el niño en esta edad está en constante movimiento por toda la casa y puede caer en una bañadera o simplemente en un cubo de agua y ahogarse pues no sabe cómo salir.

3. Quemadas accidentales: A los 6-7 meses de vida los manotazos se hacen frecuentes en el niño y hay que tener en cuenta que cuando la madre lo sienta en su regazo y se está alimentando con alguna sustancia hirviente como sopa o leche caliente el niño podría dar manotazos y quemarse accidentalmente. Estos accidentes pueden suceder también en el comedor.

4. Ingestión y broncoaspiración de cuerpos extraños: Se observa desde los 7 meses de vida, debido a que ha este tiempo ya el niño es capaz de realizar prensión con la palma de la mano y el dedo pulgar, facilitándose con ello el agarre de los objetos. Este riesgo se incrementa a los 8 meses de vida debido a que el niño realiza la pinza digital y es capaz de agarrar objetos pequeños tales como cuentas de collares, alfileres de seguridad o imperdibles, semillas o granos, monedas, pedacitos de plásticos de juguetes, botones, etc. El niño en esa etapa comienza a descubrir el mundo que le rodea, todo es novedoso para él y su primera reacción es llevarse a la boca lo que se encuentra.

5. Broncoaspiración de alimentos sólidos: el riesgo se establece desde que se comienza con la introducción de alimentos sólidos, sobre todo si se realiza a edades tempranas

6. Ahogamiento durante el baño del niño: las bañeras, palanganas, son los sitios más comunes en que se produce el ahogamiento en los menores de un año, aunque también se han reportado ahogamientos en cubos de agua.

Accidentes más frecuentes en las edades de uno a tres años:

En esta etapa se incrementan las posibilidades de accidentes, por la curiosidad tan inagotable que se despierta en esta edad: descubren y se relacionan con el ambiente que lo rodea, tocan y prueban todo lo que tienen a su alcance; se desplazan por sus propios pies abarcando toda la casa y sus alrededores, por lo que son muy frecuentes los siguientes accidentes.
1. Electrocución.
2. Ingestión de sustancias tóxicas: queroseno, alcohol, sosa cáustica, cloro, lejía, salfumante, que se encuentran al alcance de ellos y en envases de refrescos, de medicinas.
3. Quemaduras: Pueden producirse por agua caliente, fricción por el pavimento, líquidos calientes, alcohol inflamable, quemaduras eléctricas y por el sol en la playa.
4. Mordeduras por animales: Fundamentalmente por perros, gatos.
5. Caídas
6. Introducción de cuerpos extraños: fundamentalmente en el oído, nariz, boca o cualquier otro orificio natural de frijoles, botones, piedrecillas, plastilina, monedas u otros cuerpos extraños.
7. Broncoaspiración de cuerpos extraños: fundamentalmente semillas, granos, plastilina, pedacitos de globos, etc.
8. Accidentes de tránsito: se debe a que en esta etapa el niño presenta visión en túnel y no percibe el riesgo de accidentes de tránsito.
9. Ahogamiento: Los lugares más frecuentes de ahogamiento en estas edades son en piscinas, cisternas y pozos de agua sin protección.

Accidentes más frecuentes en la edad preescolar y escolar:

En la etapa de cuatro a seis años el niño desarrolla mayor actividad en sus juegos. El mayor por ciento de los accidentes ocurre en el sexo masculino, esto se explica en el hecho de que tradicionalmente los juegos de los varones tienen un carácter más agresivo y suelen acompañarse del uso de palos, tira piedras, espadas, objetos punzantes o cuerpos extraños, los que pueden causar disímiles daños como:
1. Traumatismos oculares.
2. Golpes y heridas: en diferentes sitios.
3. Fracturas y Esguinces.
4. Accidentes en la calle: Muchos de los accidentes de los niños de la edad preescolar suceden en la calle, pues salen de la casa a jugar. Todavía en esta etapa hay visión en túnel, además en estas edades no saben reaccionar ante el peligro o pueden hacer lo contrario a lo conveniente.
5. Accidentes en instituciones educacionales: Son menos frecuentes


Diseño sin título (2).jpg

Bueno amigos espero que les haya gustado mi post y sobre todos lo hayan encontrado instructivo, espero que después de hoy sean más precavidos y no dejen de contarme si están al tanto de todo lo que hoy les conté. Bueno saludos y hasta la próxima, a continuación le dejé alguna bibliografía por si quieren seguir profundizando.


Diseño sin título (2).jpg

Bibliografía

•Accidentes en la infancia: una problemática actual en pediatría.MsC. Migdalia Torres Márquez,MsC. Carmen Lucrecia Fonseca Pelegrín,MsC.MEDISAN v.14 n.3 Santiago de Cuba 22/mar-30/abr. 2010link

•Accidentes en la infancia: Su prevención, tarea prioritaria en este milenio.PATRICIO ROMERO P.pediatr. v.78 supl.1 Santiago oct. 2007.Link

•Accidentes en la infancia: el lugar de ocurrencia y la conducta de los familiares en el ámbito domiciliario.glob. no.15 Murcia feb. 2009.De Lima, RP..;Barbosa Ximenes, L.link

Ricardo Santiesteban (1).jpg

•Las imágenes que acaba de ver son extraída de pixavay.
•El banner y los separadores son editados en canva.


Diseño sin título (5).jpg

Gracias por visitar mi blog médico.

Sort:  

Yay! 🤗
Your content has been boosted with Ecency Points, by @ricardoeloy.
Use Ecency daily to boost your growth on platform!

Support Ecency
Vote for new Proposal
Delegate HP and earn more

Su post ha sido valorado por @ramonycajal

microscope.jpg

Muchas gracias por su valoración.