Nuevo internet, nuevos equipos...mejor calidad de vida | Invirtiendo en tecnología

in Geek Zone2 months ago


Hace algunos años el internet era tan solo una herramienta de trabajo y/o estudio de la cual podíamos prescindir sin que ello supusiese mayor preocupación; hoy en día ya no es así, nos guste o no aceptarlo, el internet forma parte activa de nuestras vidas, de nuestro día a día, prácticamente todas nuestras actividades de comunicación, trabajo, negocios, educación, entretenimiento, etc., involucra el acceso a la red de redes.

Lo anterior evidentemente demanda contratar servicios que nos garanticen la mejor experiencia posible, esto pasa por tener conexiones estables, de baja latencia, cuyas velocidades de navegación satisfagan nuestros requerimientos.

Desafortunadamente, Venezuela figura dentro de los países con el peor internet del mundo, lo que supone que si para el común denominador una conexión deficiente genera estrés y frustración, más aún para quienes dependemos exclusivamente del internet como una herramienta imprescindible de trabajo. Es por ello, que en la medida que podamos permitírnoslo, debemos apuntar a mejorar esa experiencia tanto como sea posible, bien sea invirtiendo en equipos y/o contratando servicios con proveedores que nos den garantía de conectividad de calidad. Por supuesto, que es una decisión muy personal que pasa por evaluar los costos – beneficios, de lo que insisto, para mí es una inversión, aunque entiendo que desde el punto contable muchos lo vean como un gasto, lo comprendo.

Durante los últimos meses la calidad del servicio de internet que he tenido contratado en mi casa ha ido en una desmejora constante, como muchos servicios en este país desafortunadamente; baja velocidad, intermitencia, pésimo soporte técnico, y peor atención al cliente; todo un cóctel de razones para tomar la decisión de contratar un servicio privado.

Pasar de una conexión por cable, a una de WIFI de largo alcance, amerita adquirir equipos especializados, compatibles con la infraestructura de red de cada proveedor. Claro, esto implica todo un tema, y es el hecho también de que la mayoría de los proveedores incluyen dentro de su estructura de ingresos la venta de equipos, forzando al cliente a comprárselos directamente a ellos, con el argumento, no siempre válido, de una supuesta “incompatibilidad”. En fin, parte del negocio.

Al respecto, pueden inferir que este cambio implicó la adquisición de un equipamiento CPE, que no son más que los equipos que se instalan desde el cliente, en este caso, una antena Mikrotik Disc Lite 5 que permite establecer enlaces punto a punto a 5GHz con una potencia de amplificación de señal, o ganancia, de 21dBi. Considerando que la torre transmisora está ubicada frente a mi urbanización, las prestaciones de esta antena son suficiente para recibir una señal limpia de bajo ruido.

El día de la instalación de la antena no estuve presente para inspeccionar el equipo, confieso me distraje configurando el router, por lo que me bastó con testear las velocidades de subida y bajada según el plan contrato para sentirme satisfecha con mi reciente adquisición; sin embargo, muy a pesar de mi acrofobia, ayer, después de un mes, me decidí a subir al techo de la casa para sustentar con imágenes reales esta publicación, y se puedan hacer una idea al respecto.




Como les decía, ese día mientras los técnicos desde las alturas se dedicaban a instalar y configurar la nueva antena, yo a la par hacía lo propio desde mi habitación con el nuevo router. Como lo han de suponer, también debí comprar un nuevo router pues estaba incluido en el “paquete de instalación”. Aquí si debo confesar que de haber podido escoger, seguramente otra habría sido mi elección.

Ahora bien, accedí porque se trata de un equipo de la marca TP-Link, de mis favoritas dada la simplicidad de configuración y soporte para usuarios finales, sin que ello desmerite su potencial para garantizar conexiones seguras y bien administradas. El segundo punto a favor, es que el modelo ofrecido es el Archer C24 que es un router WIFI de alta velocidad que funciona en doble banda, es decir, que tiene la capacidad de transmitir la señal en frecuencias de 2.4 Ghz y/o 5 Ghz; lo que permite dar cobertura tanto a dispositivos de vieja tecnología como a los de última generación, con las ventajas y desventajas que ello suponga, que básicamente se resumen en una mayor calidad de la señal (reducción de interferencias), versus, una mayor cobertura en distancia.

Adicionalmente el Archer C24 está dotado de 4 antenas omnidireccionales que le permite radiar la señal uniformemente en todas direcciones, lo que resulta genial considerando que este aparato puede ser configurado como enrutador, punto de acceso o repetidor de la señal, esta versatilidad de uso le da muchas ventajas y puntos a favor.





En mi caso particular, y considerando que este nuevo servicio de internet lo he dejado únicamente y exclusivamente para mi uso personal (en casa aun conservo el antiguo servicio), he configurado todo a una frecuencia de 5 Ghz. Primero, es una señal más limpia, y segundo, es la menos disponible en la gran mayoría de los equipos que hay en uso a mi alrededor, por lo que se hace invisible para muchos. No, no es egoísmo, es seguridad y calidad de servicio.

Al día de hoy puedo decirles que ha valido la pena cada dólar invertido (sí, invertido, no gastado), pues haber tomado la decisión de contratar un buen servicio de internet, sin duda conspira a favor de mi sana paz y de mi salud mental, ahora puedo trabajar, estudiar, entretenerme, etc., de una manera menos traumática y muchísimo más eficiente...esto es mejorar la calidad de vida.

Todas las imágenes de esta publicación son de mi autoría y propiedad tomadas con un teléfono móvil iPhone 12 Pro Max.


Sort:  

Saludos amiga, y felicitaciones por la adquisición, ahora a trabajar con más tranquilidad. Abrazos.

Saludos Sr. Silher, así es, ahora la experiencia es mucho más grata. Ya hacía falta.

 2 months ago Reveal Comment